Boda E & A

publicado en: Bodas | 0

La boda de Ena y Álvaro, cerró la temporada de bodas 2016, fue en otoño, una estación preciosa en cuanto al tema de decoración, pues los tonos y flores otoñales son una maravilla.

 

Los novios viven en la Rioja y les resultaba cómodo contar con ayuda para la preparación de su boda.

 

Los padres de la novia se implicaron mucho y les damos las gracias por sus aportaciones, fue un placer conocerles…. Siempre decimos que este trabajo es una suerte, pues te permite conocer a personas maravillosas, que de otra forma no tendrías la oportunidad de tratar.

 

Los novios y sus familias tenían mucho interés en que los invitados estuvieran muy bien atendidos por lo que quisieron contar con nuestra presencia y coordinación, tuvieron muchos detalles que los invitados agradecieron y  al estar nosotras presentes coordinando todo, los novios y la familia estuvieron relajados y disfrutando de este día tan especial.

 

Se casaron en la Iglesia de Santiago en Cáceres, situada en la parte monumental. En la ceremonia, atendimos a las necesidades que requiere esta parte, tal como indicar los asientos correspondientes a los invitados, coordinación con el organista para los momentos especiales, entrega de cartucho de pétalos a la salida, asi como también indicación y acompañamiento de los invitados hasta la parada de bus que les llevaría a Trujillo.

El novio es militar de infantería, y una de las cosas que caracteriza a las bodas con invitados de esta profesión es el pasillo de sables a la salida de la ceremonia.

Fue un momento inolvidable y emocionante.

A continuación se trasladaron en autobuses a Dehesa la Torrecilla en Trujillo para la celebración. Como hemos citado anteriormente nuestras azafatas de presencia ayudaron a los invitados a llegar al bus que les llevaría hasta allí, con unos carteles indicativos que siguieron los invitados.

 

La decoración del sitting plan y cigar bar la centramos en colores y plantas y frutas otoñales combinando velas para la noche.

 

Algunos invitados que también tienen el mismo trabajo que el novio dejaron sus sables en un espacio que acondicionamos para ellos, con sus respectivas etiquetas personalizadas con sus nombres.

Para endulzar la noche de fiesta que les esperaba a todos decoramos el candy bar con una gran variedad de chuches, chocolates y frutos secos.

Por la comodidad de las invitadas se dispuso de un rincón donde colocamos esparteñas de colores ordenadas por número ¡les vino genial para bailar durante la larga noche!

 

Todo resultó como esperaban y les estamos muy agradecidas por contar con nuestros servicios.

Esperamos volver a ver pronto a los novios y a sus familias.

Enhorabuena y os deseamos mucha Felicidad

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Dejar una opinión